El género en tiempos de coronavirus.

image post
abril 15, 2020 by

El género en tiempos de coronavirus.

Los últimos 33 días, nos estamos enfrentando a una situación de estado de alarma que nos obliga a permanecer confinados y confinadas en nuestros hogares, hasta nueva orden, debido a la gran pandemia mundial por la enfermedad de coronavirus. España, junto con otros países de Europa y Estados Unidos es de los más afectados, llegando a los 177.633 casos confirmados, según las actualizaciones diarias que facilita el Ministerio de Sanidad.

Durante este período de cuarentena se están viendo afectadas múltiples facetas de nuestra vida diaria como nuestra situación laboral y económica, nuestra salud física y psicológica, la privación de espacios o la convivencia. Estos aspectos no afectan a todas las personas por igual, debido a que existen diferentes factores de riesgo como, la edad, el sexo, el género, la clase social, etc., que posicionan a algunos colectivos en situaciones de mayor o menor vulnerabilidad y exposición.

El género será el factor en el que centraremos la atención en nuestro post de hoy, ya que actualmente está siendo uno de los protagonistas en la evaluación sobre cómo las consecuencias del virus del COVID-19 no se presentan del mismo modo en mujeres y en hombres.

Las 4 principales razones por las que el impacto del coronavirus afecta de forma diferente a las mujeres son:

1. Las mujeres se encuentran en la primera línea de combate de esta pandemia.

Como ya hemos comentado en otros posts, según el INE aproximadamente un 70% de personas que se dedican a la atención sanitaria son mujeres: médicas, enfermeras, psicólogas, auxiliares de estos ámbitos, personal encargado de la limpieza de centros sanitarios. Por ello, están más expuestas y el riesgo de contagio, más concretamente en estos entornos, aumenta considerablemente.

2. La violencia machista está aumentando durante el confinamiento.

Tanto las llamadas y denuncias realizadas como las consultas online han aumentado de forma alarmante estos últimos días si se comparan con datos del mes anterior, en un 12% y 267% respectivamente (Sosa, 2020). Permanecer aisladas en el hogar tiene diferentes consecuencias sobre las mujeres que conviven con sus maltratadores: a) aumentan las de que este ejerza algún tipo de violencia física contra ella, al convivir juntos 24h; b) el estrés y la desesperación pueden actuar como agravantes de esta violencia; c) existe dificultad para escapar de esa relación violenta y del ambiente hostil y tóxico que le envuelve; d) preocupación constante de las víctimas por las y los menores que conviven con ellos (García de Blas, 2020).

3.Las implicaciones del aislamiento en la salud integral.

El confinamiento en los hogares, el miedo a pérdidas económicas, al contagio, a la muerte de personas cercanas, la incertidumbre sobre el futuro, son factores que pueden favorecer la aparición de síntomas ansioso-depresivos tanto en hombres como mujeres. No obstante, como comentamos en el post de ¿Por qué a los hombres les conviene luchar por la igualdad? existen ciertos factores que influyen en que las mujeres presenten mayores índices de malestar psicológico que, posteriormente, puedan asociarse a una mayor presencia de síntomas depresivos, trastornos de ansiedad, fobias y/o incluso trastorno por estrés-postraumático (TEPT). Además, también comentábamos la alta probabilidad de que los varones padecieran enfermedades cardiovasculares y respiratorias, debido a que desde edades muy tempranas se inician en conductas de riesgo como el consumo de tabaco y alcohol  o la poca adhesión a pautas saludables de alimentación. Estas patologías que prevalecen más en hombres que en mujeres están resultando ser factores de riesgo para el contagio del COVID-19 y determinantes en los ingresos de riesgo y defunción (Cano, 2020).

4.Las tasas de paro y la implicación en tareas de cuidado no remuneradas.

En el último mes de marzo, España se ha visto sumergida en los peores registros de desempleo de la historia, llegando a superar en más de 300.000 las personas que se han quedado en el paro (Ordiz, 2020). Fuentes como el diario Público, afirman que, el crecimiento del paro masculino (de un 14,19% respecto a marzo del año anterior) duplica al femenino (un 5,38% más), no obstante, el paro registrado por el SEPE indica que el número de mujeres en situación de paro (2.019.370) sigue siendo mayor que el número de hombres (1.528.942). Estas cifras de desempleo durante el estado de alarma pueden deberse a varios motivos, entre ellos, que las tareas de cuidado siguen estando muy feminizadas y que, además, en muchas ocasiones, son desempeñadas sin recibir remuneración y/o no contar con una cobertura que las proteja de cualquier incidente al no estar dadas de alta en la Seguridad Social. Muchas mujeres se dedican a tiempo completo a las actividades del hogar, al cuidado de personas en situación de dependencia, cuidado de los hijos y las hijas y/o de personas mayores, sin constar en el Sistema Nacional de Empleo por ello. Además, este tipo de actividades dificulta y agrava todavía más su exposición, ya que, muchas de ellas pueden implicar desplazamientos para supervisar el cuidado y/o asistencia a centros médicos, farmacias, supermercados, para facilitar y asegurar el apoyo a estas personas.

Este panorama, como muchos otros, nos expone la desigualdad de género existente en la afectación de la pandemia por COVID-19 a las diferentes esferas de la vida de las mujeres. Sin embargo, el termino desigualdad de género y pandemia no sólo se encuentran unidos en las consecuencias directas para la población, tal y como hemos desarrollado en los 4 puntos anteriores, sino que también se encuentran asociados en el abordaje y la toma de decisiones sobre la misma.

Se está abriendo un gran debate por medios y redes sociales impulsado por plataformas como Medium, Feminist Alliance for Rights y UN Woman sobre cuál debería ser el enfoque adecuado para intervenir sobre esta situación, proponiendo una perspectiva feminista y repartiendo de forma igualitaria la toma de decisiones de las personas que se encuentran en altos cargos, garantizando así la visión tanto de mujeres como de hombres, para un abordaje global de esta emergencia sanitaria. Por suerte, aunque existan países como EEUU donde el 91% del equipo de trabajo del presidente Trump, y el 72% de cabezas ejecutivas en salud global, son varones (Kilby, 2020), en España se dibuja otro escenario. Tanto en el consejo de Ministros y Ministras, como en el grupo de personas expertas que conforman la Comisión Interministerial sobre el Coronavirus, y concretamente el Ministerio de Sanidad, la visión y la capacidad de decisión se encuentra repartida entre mujeres y hombres.

Garantizar un abordaje multidisciplinar y con perspectiva de género de esta emergencia sanitaria, y su repercusión en las esferas económica y social, es garantizar la protección igualitaria de toda la población española.

Imagen de Engin Akyurt, extraída de Unsplash.

 

*INE (Instituto Nacional de Estadística)

Bibliografía:

Billing, L. (21 de marzo de 2020). What does feminist leadership look like in a pandemic? Medium. Extraído de: https://medium.com/@leila_billing/what-does-feminist-leadership-look-like-in-a-pandemic-35b2ee0eb994

Cano, L. (27 de marzo de 2020). Los hombres mueren por coronavirus en España más que las mujeres. ABC. Extraído de: https://www.abc.es/sociedad/abci-hombres-mueren-coronavirus-mas-mujeres-202003271410_noticia.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.com%2F

Feminist Alliance for Rights (Marzo de 2020). Call for a Feminist COVID-19 Policy. FAR. Extraído de: http://feministallianceforrights.org/blog/2020/03/20/action-call-for-a-feminist-covid-19-policy/

García de Blas, E. (21 de marzo de 2020). Encerradas con su maltratador. El País. Extraído de: https://elpais.com/sociedad/2020-03-20/encerradas-con-su-maltratador.html

Kilby, M. (30 de marzo de 2020). What happens to gender equality in a global pandemic? GirlUp. Extraído de: https://girlup.org/voices/what-happens-to-gender-equality-in-a-global-pandemic

Madrid. (2 de abril de 2020). El coronavirus provoca la mayor subida del paro de la historia: 302.365 desempleados más. Público. Extraído de: https://www.publico.es/economia/paro-registra-marzo-mayor-subida-historia-coronavirus-302365-desempleados.html

Ordiz, E. (2 de abril de 2020). El coronavirus deja sin trabajo en apenas 15 días a 1,5 millones de  españoles que perdieron el trabajo o sufrieron un ERTE. 20 minutos. Extraído en: https://www.20minutos.es/noticia/4213763/0/crisis-coronavirus-dispara-paro-marzo-peor-mes-historia/

Servicio Público de Empleo Estatal, SEPE. (Marzo de 2020). Paro registrado según sexo y edad por provincia y comunidades autónomas. Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Sosa, M. (1 de abril de 2020). Las llamadas al 016 por violencia machista aumenta un 18% durante el estado de alarma. El País. Extraído de: https://elpais.com/sociedad/2020-04-01/el-016-recibe-521-llamadas-mas-por-violencia-machista-durante-el-estado-de-alarma.html

UN Women (19 de marzo de 2020). Paying attention to women’s needs and leadership will strengthen COVID-19 response. UN Women. Extraído de: https://www.unwomen.org/en/news/stories/2020/3/news-womens-needs-and-leadership-in-covid-19-response